Luego de que hasta Mirtha Legrand se metiera en la interna entre la STM y Arroyo, desde el sindicato sostuvieron que acataran la conciliación de 15 días hábiles. Los trabajadores esperan un aumento mayor a la inflación del 48%.

29 días de conflicto, demandas cruzadas y un salario a la baja es lo que dejó la disputa entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Mar del Plata y el Intendente Carlos Arroyo.

También podés ver: “MDQ: paritaria del 32%, demandas cruzadas y la basura en el medio”

En plena temporada de verano, la feliz se encontraba en un caos total por el cese de actividades del sector: veredas llenas de basura, centros médicos solo con atención de guardias y calles sin estacionamiento medido fueron solo algunas de las consecuencias de un gobierno municipal que le ofreció a los trabajadores un aumento del 32% por decreto cuando la inflación en 2018 alcanzó los 48 puntos.

Hoy, a la salida del Ministerio de Trabajo, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Antonio Giraldi afirmó que acatarán la conciliación obligatoria.

“Tenemos que afirmar que todos estamos un poco más pobres”, sostuvo hace unos días el Jefe Comunal; en tanto hoy “se mantuvo el aumento del 14% otorgado por decreto”, comentó el secretario del Sindicato que cerró el año con un aumento de 16 puntos por debajo de la inflación.

Además, Giraldi negó que se haya ofrecido en la reunión un 17% y rechazó la idea del secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, de realizarles una demanda y sancionar a los trabajadores. “Estamos amparados por la Constitución Nacional y Provincial”.

Por último, desde la STM esperan que “el Ejecutivo aproveche este tiempo que estamos dando para llegar a un acuerdo definitivo en estos puntos en cuestión”.