En diálogo con Radio la Plata (90.9), Eliana Fernández, delegada de ATE de la Agencia Nacional de Discapacidad, anunció que durante el lunes 23 de abril, los trabajadores de la agencia estatal se encontraron con el edificio rodeado por policía federal y gendarmería, con un listado que daba permiso a los trabajadores que podían ingresar al edificio y aquellos que a partir de ese momento quedaban cesanteados por el estado sin previo aviso.

«Esto es parte de la política de desguace del estado nacional en los organismos del estado», enfatizó Fernández, quien adjudicó que los conflictos comenzaron en el año 2015 con la inauguración de un nuevo organismo gubernamental que unificó a varios de los que trabajaban diferentes aspectos de la discapacidad, el mismo momento en el que  se sacaron las pensiones no contributivas.

Son 60 los trabajadores hasta el momento despedidos, que han sido, según la delegada «autoritarios, sin causas y sin lineamientos» y agregó Fernández: «hay oficinas, delegaciones, en las que despiden a todos sus trabajadores y entonces se tienen que cerrar».

Los trabajadores despedidos de la Agencia Nacional de Discapacidad, no sólo rechazan sus despidos, si no que además reclaman que hace meses se están «cajoneando» los trámites de las pensiones. «Están las pensiones paradas, son 100 mil expedientes que están esperando una pensión de 5 mil pesos, no es nada, y tenemos pacientes que se nos mueren esperando esa pensión», sentenció Fernández.

Según explicó la delegada, desde el 2015 la cantidad de pensiones por discapacidad otorgadas, disminuyeron de 12 mil por mes a mil o dos mil y destaca que la importancia de las pensiones no contributivas era la visión social. «Están fomentando el vaciamiento del organismo completamente», puntualizó Fernández.