El Colegio de Martilleros y Públicos estima que para el 2019 el incremento será similar al del año pasado, que osciló entre el 25 y el 30 por ciento.

Desde la entidad confiaron en que el valor de los alquileres aumentará un 30% como máximo, lo que representa una pérdida de casi 18 puntos frente a la inflación oficial, que fue del 47,6% en el 2018. El vicepresidente del colegio, José María Sacco, indicó que no buscarán “compensar el retraso frente a la inflación y estarán en niveles acordes a la prevista para el año”.

En declaraciones a la agencia Noticias Argentinas, Sacco explicó que el costo de los alquileres el año pasado se ubicó “bastante por debajo del nivel de aumentos de los alquileres de propiedades con destino para vivienda”. Ese nivel fue de “entre el 25% y 30%, con lo cual se ajustaron un 18% por debajo de la inflación oficial”, agregó.

En la misma línea, indicó que “durante este año la pauta de incrementos que deberán afrontar los inquilinos será similar a la del año pasado, entre un 25% y un 30%, también». Añadió que eso se debe a las previsiones inflacionarias realizadas del Presupuesto elaboradas por el gobierno nacional, que prevén un nivel de aumentos generales de precios del 23% y también las proyecciones de las consultoras privadas.

 

Por último, indicó que el costo del alquiler se rige en base al poder adquisitivo del salario y que, si bien los aumentos de sueldo rondaron el 30% e incluso equipararon a la inflación, “las propiedades no se ajustaron a ese nivel porque las tarifas también inciden mucho en el salario y el presupuesto familiar”.