Para no perder mercado, la empresa brasileña ajusta sus precios acorde a los de YPF y Axion.

Luego del abrupto aumento del 9% que duró sábado, domingo y lunes, Raizen Argentina anunció que bajará los precios de las naftas y el gas oil desde la hora cero del martes.

La concesionaria en el país de Shell ajustará sus precios al nivel de YPF y Axion para no perder clientes  y dejará el precio de la nafta súper en $41,48 por litro y el de la V-Power en $47,67. Para el gas oil, el litro de V-Power quedará en $45,95 y el de Fórmula diesel en $39,57.

El retroceso de Shell se da después de quedar mal parada ante la actualización que dispusieron las petroleras YPF y Axion en el orden del 4,6%, lo que hubiese implicado una migración de clientes de una petrolera a las otras. De todas formas, desde la hora cero del martes la actualización real del precio de Shell será del 5% respecto al precio con el que transcurrió la mayoría de los días de marzo.