El exconcejal linqueño fue designado como Coordinador general AFSCA del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires. “Acá tienen que existir voces que tengan la posibilidad de comunicar lo más abiertamente posible y sin presiones”, indicó.

El referente de Encuentro por la Democracia y la Equidad (EDE), Marcelo Barbán ya es oficialmente el Coordinador general de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, teniendo a su cargo 19 distritos de la región.
La oficialización tuvo lugar esta semana, cuando el ex concejal de Lincoln por -Nuevo Encuentro- mantuvo una reunión con el titular del AFSCA y líder del EDE, Martín Sabbatella.
En la previa participó de una jornada de capacitación técnica con la que se intentó darle mayor profundidad a las tareas que tendrá que realizar desde la autoridad de aplicación –la que establece la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, sancionada con amplia mayoría hace dos años en la legislatura nacional y que es actualmente trabada por el grupo monopólico Clarín-.
Tras la reunión con Sabbatella, Marcelo Barbán contó los primeros pasos que está realizando como coordinador regional del AFSCA, entre ellos una serie de visitas a los 19 distritos que tiene a su cargo, a fin de recorrer el terreno que después del 7 de diciembre deberá fiscalizar.
“Con Martín dialogamos mucho sobre cómo deberemos trabajar en cada región y principalmente la línea de trabajos que debemos seguir. En principio a qué apuntamos de acá al 7 de diciembre y cuál va a ser el trabajo a fututo. Pero principalmente nos brindamos mutuamente el apoyo necesaria para salir delante de esta cruzada crucial para la democracia y fundamentalmente viendo esto como una herramienta para el fututo”, contó el ex concejal.
A su tiempo, explicó cuáles serán las tareas que llevará a cabo desde el AFSCA regional: “Nuestro principal objetivo es lograr una mayor inclusión; tenemos reglas claras y el mandato preciso de incluir, de tratar de que existan mucha más diversidad de voces y que hayan cada vez más espacios para la expresión. Y esto no tiene nada que ver con lo partidario: acá tienen que existir voces que tengan la posibilidad de comunicar lo más abiertamente posible y sin presiones. Hoy lo que se busca es ampliar la paleta de colores de voces y estoy seguro que vamos por el buen camino”.
A la vez puso plazos para la primera parte de su tarea: el famoso “7D”. “Ahora tenemos que informar a la ciudadanía de qué se trata esta ley; tenemos que lograr el consenso general para tener esa diversidad de voces comunicacionales que busca la ley. Luego de esa fecha vamos a tener un contacto directo con todos los medios de comunicación de la región para facilitar la inclusión dentro de la legalidad y fiscalizar a aquellos que ya lo están”.