Notablemente confundido por el resultado de las PASO, el presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa esta tarde junto al candidato a vicepresidente Miguel Pichetto, quien habló de transición, pero aclaró que “ocurrirá entre el 27 de octubre y el 10 de diciembre porque así lo establecen los mandatos”.

“Toda elección es un mensaje y nosotros los escuchamos. Todos los votos que no nos acompañaron son por una bronca de un proceso duro económico que atravesamos por la herencia que recibimos. Estamos convencidos que tenemos muchas más cosas para mostrar, debatir y hacer. Octubre va a ser una buena oportunidad de decir que el cambio continúa”, deslizó el jefe de Estado.

Por otro lado, Macri se refirió a la devaluación del dólar en un puñado de horas y destacó que “lamentablemente hoy estamos más pobres que antes de las PASO. El dólar volvió a subir. Instruí al equipo económico para que preparen las medidas necesarias para cuidar a los argentinos. Nuestra tarea es gobernar y hacernos cargos de que este proceso electoral no se castigue a los argentinos”. “Tenemos que entender que el problema de los argentinos es que el kirchnerismo no tiene credibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que vengan a invertir”, agregó.

En paralelo, Macri señaló que llamó a todos los candidatos para felicitarlos del nuevo proceso electoral que comienza y le pidió a Alberto Fernández: “tiene responsabilidad para tranquilizar a la comunidad económica mundial”. Pese a lo que dijo el presidente, el ex jefe de gabinete aclaró que no recibió ese llamado.

 En otro pasaje de la conferencia y en una suerte de confesión, Miguel Pichetto mencionó la palabra “transición”, aunque aclaró: “ocurrirá entre el 27 de octubre y el 10 de diciembre. Así lo establecen los mandatos. Hay un buen resultado de Todos en la PASO. Ahora, las elecciones son el 27 de octubre, donde es imprescindible que los ciudadanos vayan y voten”.

Por último, Macri responsabilizó a las encuestas de no pronosticar la distancia de 15 puntos porcentuales entre Fernández y él, e invitó, casi de manera coercitiva, a votar en octubre: “A quienes votaron al kirchnerismo u otras alternativas, estoy convencido que en octubre todos vamos a pensar si en el pasado vamos a encontrar algo positivo. Tenemos que seguir con la agenda de cambio e integración al mundo”.