La suba es apenas superior al 2% y lleva la súper a $38,52 y la Premium a $44,43.

Desde el domingo, Shell actualizó el precio de los combustibles en un 2,09% por decisión de Raizen, la licenciataria de la petrolera en Argentina. Así, la súper pasó de $43,99 a $44,43 y la V-Power de $37,99 a $38,52, lo que representa una suba interanual del 56%.

La actualización se pone a tono con los que se dieron en los servicios públicos y el transporte, desde el 1º de febrero, y según la empresa, se debe al incremento en el precio internacional del crudo durante enero.

 Justamente el mes pasado, Shell junto a YPF habían bajado sus precios en un 1,5%, por lo que se estima que la compañía nacional se pondrá a tono con la anglo-holandesa en la semana.

Se trata del primer aumento en el año, después del 65% acumulado que se dio durante el 2018.