Me llamo Darío Perillo, DNI 4360463, docente jubilado de la provincia de Buenos Aires y solicito a todo medio periodístico la publicación de esta desmentida de los anuncios “electorales” de la Gobernadora María Eugenia Vidal sobre el hecho que a partir de su mandato ha disminuido el tiempo del trámite para lograr la jubilación definitiva que, según sus dichos, duraban 4 años y además el propósito final era llevarlo solo a 60 días.

He podido recibir el anticipo jubilatorio desde la fecha de mi renuncia el 1° de marzo del 2016.

HAN PASADO TRES AÑOS, UN MES Y ONCE DÍAS Y CONTINÚO ESPERANDO LA TERMINACIÓN DEL TRÁMITE. Algo más que 60 días, unas 19 veces más. Sigo a la espera.

Denuncio que el expediente N° 05826-447393/15 presentado el 2 de octubre del 2015 ha estado retenido durante DOS AÑOS en la Asesoría Legal de la DGCyE. A fines de julio cumpliré 79 años de edad y me he desempeñado como docente desde el mes de marzo de 1959. Para evitar un trámite lento he presentado solamente el trabajo realizado en la ciudad de Berazategui: el ISFD N° 50 y la EET N° 3 ( ex IPIB-ex ENET N° 1).

Además tomando nota de la “sensibilidad” de este gobierno con los docentes me han dado en calidad de “premio” un anticipo jubilatorio ESTÁTICO, es decir, porque desde el 1° de marzo de 2016 a la fecha HE COBRADO EL MISMO SUELDO. Esto implica que los gastos que pude realizar con $100 en marzo del 2016 ahora me harían falta más de $ 288-

He sufrido una reducción salarial del 65,3 %.

Es evidente que la gobernadora ha emitido un comunicado de campaña electoral sin ruborizarse. Es indignante y motivo de repudio.