Lanús se sumó a la controversia de los distritos que denunciaron irregularidades en las elecciones del 27 de octubre que definieron nuevas autoridades municipales. Darío Díaz Pérez, senador provincial y presidente del PJ local, denunció ante la Justicia Federal que se investigue el “el delito de acción pública” por “maniobras delictivas” que hicieron al “fraude electoral”.

El legislador pidió a la jueza María Servini de Cubría que investigue el “hecho delicitivo en perjuicio de miles de ciudadanos, a quienes se negó el derecho a voto”. En esa línea, señaló que, en las PASO, unos 25.000 vecinos votaron “sin ningún tipo de objeciones ni impedimento”, aunque en las elecciones del 27 de octubre se les impidió “el derecho del voto”.

En el distrito, el intendente reelecto Néstor Grindetti se consagró con 140.399 votos y Edgardo Depetri cosechó 124.826. Es decir, una diferencia apenas menor a 16.000 sufragios. Para el senador, “el fraude denunciado permitió que quieren lo pudo haber ordenado sea reelecto intendente de este municipio”.

También podés ver: «Maipú: Cambiemos negó denuncias por impugnación y el Frente de Todos lo desmintió»

“En las elecciones PASO dichos documentos fueron aceptados para ejercer el legitimo derecho  de voto y, según el mismo padrón electoral, dichos documentos no servían para votar en estas elecciones generales, permitiendo mediante esta maniobra resultados distintos”, denunció Díaz Pérez.

En rigor, el dirigente pidió que “se esclarezca quién hizo estos padrones con ese dato falso, erróneo o malintencionado”. “Hay una irregularidad manifiesta en modificaciones de los padrones de la General”, agregó.

“Es muy raro y también es rara la cantidad de votos que recuperó Mauricio Macri en el distrito teniendo en cuenta que Alberto Fernández tuvo los mismos, también es muy raro”, deslizó el senador.