Fabián, uno de los empleados de Carnes San Francisco, la carnicería del barrio El Mondongo de La Plata, terminó con una bala en su abdomen después de que un cliente pidió paleta y le disparó para irse sin pagar. Él quedó en terapia intensiva y el dueño del comercio, Sergio, contó la secuencia y lamentó el hecho.

“Era domingo a las 10 y media de la mañana. El chico de la caja vio que paró un auto en frente y que miraba de manera sospechosa hacia la carnicería. Percibió que había algo raro, bajó un hombre, ingresó y esperó a que atienda”, contó Sergio a Radio La Plata (FM 90.9). Y siguió: “El cajero se impresionó y después de que pidió un pedazo de paleta, se acercó a la caja, agarró la carne y le pegó un tiro”.

Más tarde, el dueño de la carnicería contó en La Cielo que Fabián evoluciona favorablemente y que debieron intervenirlo quirúrgicamente para extraerle la bala que se alojó en el colon. “Es un ser querido, es un pibe al que conozco desde que nació. Fue a la escuela con mi hija, es un gran pibe, no se lo merece ni él ni nadie. Es muy triste verlo en terapia y esperar cada ocho horas que nos den un parte para ver cómo sigue. Todo porque un loco te meta un tiro por un kilo de carne”, lamentó.