cosecha sequia
La falta de lluvias en Pergamino y otros distritos del norte bonaerense (zona núcleo) ya causó daños que alcanzan al 60 por ciento del área implantada de maíz y a un piso del 30 en la soja, según un informe elaborado a partir de datos aportados por el INTA local y entidades rurales.

El estudio sostiene que, entre mayo y diciembre de 2011, las precipitaciones fueron sólo 255 milímetros en el distrito, cuando el promedio habitual para ese período es de 526.3 milímetros. No obstante, debido a las lluvias caídas en los últimos días la soja de primera mejoró notablemente su estado.

El informe fue dado a conocer por la Sociedad Rural de Pergamino (SRP) en una reunión realizada en el Palacio Municipal junto con representantes de la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias local (Coninagro, Federación Agraria y productores autoconvocados).

Los guarismos se basan principalmente en el informe “Impacto de la sequía en la producción de los cultivos”, elaborado durante la primera semana de este mes por los profesionales de la Unidad de Coordinación Territorio Agrícola de la EEA Pergamino del INTA, informó el diario local La Opinión.

El informe de la SRP, que se basa en datos del INTA pero también incluye de otras entidades rurales y productores, señala que la región norte de Buenos Aires está atravesando una de las sequías más intensas y prolongadas de las últimas décadas.

En Pergamino y algunos partidos aledaños como Colón, Rojas, Salto, General Arenales, ha causado daños irreversibles que alcanzan el 60 por ciento en la cosecha del maíz y de un piso del 30 por ciento en la producción potencial de soja.