La Justicia ordenó la intervención de Correo Argentino S.A., la ex empresa del grupo Socma (Sociedad Macri), y elevó el expediente a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es porque sospecha que la firma retacea información y obstaculiza la investigación.

La Cámara de Apelaciones en lo Comercial envió el expediente al máximo tribunal luego de hacer lugar al pedido del procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, que solicitó más tiempo para investigar si el Estado debe o no aceptar la propuesta del grupo Macri sobre el concurso de acreedores.

Antes, el tribunal de alzada detectó que el Correo impide el acceso a sus balances de entre 1997 y 2003 y que provee información limitada y contradictoria sobre la concesión de la empresa durante esos años.

La decisión de la Cámara va en consonancia con el venidero cambio de tiempos políticos luego de las PASO que echaron por tierra una virtual reelección de Mauricio Macri. Desde que la causa reflotó en 2017, ningún magistrado había dado indicios de profundizar la investigación pese a la comparecencia de la fiscal Gabriela Boquín.

Con el fallo, la jueza Marta Cirulli designó un coadministrador que deberá colaborar con la presentación de la información solicitada cada 30 días. “Enfatizo especialmente que fue el proceder evidenciado por la concursada (Correo Argentino SA), luego de los requerimientos de la fiscal, el que me impone decidir del modo preanunciado”, sostiene el escrito.

De esta manera, el interventor monitoreará los estados contables de la ex empresa del grupo Socma y la Corte pondrá a consideración si se trata de un expediente “de marcada excepcionalidad” para tratarlo por sí misma o devolverlo al fuero comercial.