La dirigente del FIT Luana Simioni criticó la intención del Gobierno nacional por tratarse de un proyecto “punitivista”. Además, pidió que haya más recursos para educación.

Desde el Frente de Izquierda de los Trabajadores insistieron con que la idea del Gobierno nacional para bajar la edad de imputabilidad a 15 años es punitivista y sólo busca “instalar una agenda de seguridad para no hablar de las condiciones económicas del país que tienden a empeorar”.

En diálogo con Radio La Plata (FM 90.9), Luana Simioni, dirigente del Partido Socialista de los Trabajadores en el Frente de Izquierda (FIT), aseguró que poner en discusión la edad de imputabilidad es “sacar el foco de una economía que se hunde con paritarias a la baja y trabajo cada vez más precario. El 61% de los jóvenes trabaja de manera precaria; los rappis, glovers o mozos no permiten sostenerse por sí mismos, mucho menos a una familia”.

Al mismo tiempo, agregó: “Esto es reforzar una mirada punitivista sobre la pobreza y la juventud, que es la que se rebela de manera activa y disconforme, hay cada vez más falta de perspectiva para este sector de la sociedad”.

“Hay una educación con menos recursos. Sabemos que la comida que reciben los chicos en la escuela, para algunos es la única que reciben en el día. Con planes de incentivo de estudio a la juventud que estudia y cada vez se recorta más. Tienen una perspectiva de no futuro”, señaló Simioni y añadió que “los condenan a ser mano de obra esclava tanto para el municipio o para otros empleos que no los hacen valer por su temprana edad.

Y concluyó: “La Plata está tercera en el ranking de desocupación y pobreza en la provincia de Buenos Aires. Es la capital de la precarización y el desempleo”.