Lo afirmó el diputado nacional, Rodolfo Tailhade luego de que se conociera que la empresa de aviación creara su sindicato propio en el que estará Matías Miret: un “narco piloto” que fue detenido por participar en la causa de los hermanos Juliá.

Esta semana a través del Boletín Oficial, el gobierno nacional autorizó a Flybondi a crear un gremio con sede en Córdoba.

El secretario general será Fernando Granelli, piloto de Flybondi y ex comandante de la aerolínea MacAir, que pertenecía a la familia del presidente. “Tuve la oportunidad de llevar a la familia Macri, pero es algo profesional. Hacía vuelos como todos los ejecutivos del país”, afirmó.

En la comisión directiva provisoria del nuevo gremio también estará Matías Miret como segundo vocal. Sin embargo este piloto estuvo preso por comandar en 2011 el avión de los hermanos Juliá a Barcelona donde se transportaron 1.000 kilos de cocaína.

En ese momento, los magistrados decidieron absolver a Miret porque “no conocía las intenciones de los Juliá”.

Rodolfo Tailhade sumó un nuevo dato al escándalo. Y es que se Flybondi tendría relación con la venta irregular de Parques Eólicos de los Macri.

También podés ver: “Denunciaron a Macri por la venta de termoeléctricas a mitad de precio”

El diputado por el FpV-UC es uno de los funcionarios que lleva adelante la investigación sobre la venta de los seis parques eólicos. Este negocio “le dejó a Macri 70 millones de dólares”.

“Compró los parques por 25 millones y luego, a fines de 2016, el Estado nacional le adjudicó dos proyectos de parques eólicos a Isolux Corsan, una empresa española al borde de la quiebra.

Las empresas Sidsel y Sideli, compraron esos dos proyectos y otros cuatro que tenía Isolux por $25 millones de dólares”. “El negocio fue su reventa. Lo hicieron por $95 millones de dólares, según sus informes comerciales”, afirmó en el Destape Radio.

Según reveló el mismo medio, Gianfranco Macri, hermano del Presidente de la Nación, recibió un giro de cinco millones de dólares en forma directa de la empresa USIR, que es la controlante de Sidsel y Sideli. Estas empresas fueron las que ganaron los parques eólicos y los revendieron a los pocos meses con una ganancia extraordinaria.

USIR “sería un fondo de inversión europeo, una gran empresa trucha y offshore absolutamente fantasma que está radicada en Barcelona. Su administrador es Pedro Andrés Konrad Quintero. Este uruguayo no solo figura en los Panamá Papers, sino que fue el dueño del ‘narco avión’ de los Juliá”.

“Ahora encentro el punto en común con estos dos negocios”, Tailhade además sostuvo que los nombres involucrados en otros negocios del presidente están ahora alrededor de FlyBondi “porque son tropas propias de Macri. Son parte de la estructura que están usando para seguir con el deshuese de Aerolíneas Argentinas y quieren quedarse con el mercado nacional”.