En un año electoral atravesado por una profunda crisis, las protectoras de animales piden participar de las discusiones y aseguran que en este contexto, hay que estar más pendiente de los animales.

“Vemos como muchos candidatos, van realizando propuestas que se repiten cada vez que hay un año electoral donde muchas de esas promesas, al finalizar las elecciones y al llegar a sus lugares de mando, son dejadas en un archivo: total, los animales no van a manifestarse.

Sus derechos, los derechos de esos seres que son parte de esta comunidad y que muchas personas que protegen y que tratan de luchar por sus derechos, siguen sin ser escuchadas

Entre todas las propuestas, lo que no vemos y aún falta es que se diga específicamente que en vez de presentar un refrito en redes sociales, que se convoque a las personas que luchan por los animales. Gran cambio sería convocar a los que saben y así poder trabajar. No a aquellos que aparecen en notas y que son mediáticos, sino los que trabajan por los animales y saben de ellos.

En un contexto de crisis, donde parece ser que los derechos animales son hablar de imposibles ya que los derechos de animales son las varas que miden nuestros propios derechos; cuando se vulneran derechos de otros, se vulneran los nuestros también y ahí debemos hacer foco: los animales con sus derechos olvidados.

Esto, lo que muestra es también lo que pasa con nosotros: miseria, pobreza, dejadez de los gobiernos. Los animales en las calles abandonados, lugares sin presupuesto para cuidarlos. Animales que deberían ser cuidados en la naturaleza que no tienen a nadie que los proteja y se los dejó solos para que el cazador siga cazando. Lo mismo sucede con nosotros: los cazadores nos siguen cazando.

Por eso, hablar de animales es hablar de notros y proteger sus derechos, también es proteger los nuestros”.