La Comisión Provincial por la Memoria elaboró un informe sobre el material secuestrado del falso abogado y aseguró que se violaron leyes de inteligencia y de seguridad interior.

Por pedido del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, la Comisión provincial por la Memoria determinó que hubo prácticas de “espionaje ilegal” en la causa que tiene como procesado a Marcelo D´Alessio, y por la que también está imputado el fiscal federal Carlos Stornelli.

La CPM indicó que el falso abogado desplegó tareas de inteligencia “en tanto existen pruebas suficientes que indican que de manera planificada recopiló, procesó, analizó y sistematizó información con enunciados fines tácticos o estratégicos. El ciclo de inteligencia realizado contuvo una planificación, una fase operativa de reunión informativa, un análisis de la información recolectada, su sistematización y la posterior difusión a los destinatarios”.

El argumento del magistrado para la intervención de la Comisión es por la responsabilidad que tiene, hace 18 años, de custodiar los archivos de inteligencia de la ex Dirección de inteligencia de la Policía Bonaerense. Este miércoles, en su exposición en el Congreso, Ramos Padilla aseguró que el organismo “administra el mayor informe de inteligencia de las dictaduras de Latinoamérica”, a la vez que rescató su experiencia en la realización de “peritajes judiciales”.

En la misma línea, la CPM esgrimió como conclusión que D’Alessio produjo información de inteligencia y almacenamiento de datos de personas según “su opinión política y/o pertenencia partidaria y/o por su actividad lícita y realización de actividades de inteligencia con el objetivo de influir en la vida personal, en la situación institucional, política y económica del país y en su política exterior, así como en la opinión pública a través de los medios de comunicación”.

En ese sentido, concluyeron que esas tareas violan las leyes Nº 25.520 de inteligencia, Nº 24.059 de seguridad interior y Nº 23554 de defensa nacional.