Un relevamiento de la Ong Consumidores Libres sobre 38 productos en supermercados y comercios minoristas demostró un crecimiento de los percios del orden del 7,57 por ciento en los dos primeros meses del año, lo que permite proyectar una suba de los alimentos muy por encima del promedio de la inflación.

La entidad de defensa del consumidor comparó además los incrementos con los registrados el año pasado, cuando el impacto en los mismo 38 productos de la canasta básica fue del 3,34 por ciento, es decir muy cerca de la inflación acumulada en el primer bimestre de 2018.

Incluso el Indec admite que los precios de los alimentos subieron mas que los del resto de los productos y que durante el primer mes del año crecieron un 3,4 por ciento frente al 2,9 por ciento de inflación, por lo que el mayor impacto en los sectores populares que gastan una proporción mayo de sus ingresos en alimentos es evidente.

Los productos que mas aumentaron fueron el tomate, la acelga, la bananda, la carne picada y la carnaza común, mientras que el aceite, el agua mineral, el jabón de tocador y las tapasa para empanadas mantuvieron sus precios sin variaciones. En el otro extremo se ubicaron la papa negra, el arroz, la cebolla, el jabón el polvo, el pollo y el zapallo, que registraron una leve baja durante febrero.

Los datos de inflación del indec sobre el mes de febrero serán difundidos el próximo 14 de marzo, pero según las consultoras privadas el índice estará de forma sensible con respecto a enero, por lo que la tendencia seguirá al alza.