A la baja del consumo en general, se suma que la fecha viene perdiendo atractivo año tras año. Según el relevamiento, al igual que en Navidad, es la peor caída en los últimos diez años.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó que las ventas en locales físicos descendieron un 13,3% en comparación al mismo mes del año pasado. En tanto, las ventas online tuvieron un incremento del 0.9%.

Fuente: CAME

Cabe recordar que para la celebración de navidad cayeron un 9% a comparación del mismo mes del año 2017; sin embargo las ventas online aumentaron un 4,3%.

También podés ver: “La crisis y la navidad: las ventas en comercios minoristas cayeron un 9%”

Esta vez en Reyes no hubo grandes promociones, más que algunos descuentos con tarjetas y ofertas con rebajas de 30% o  40%, pero que no fueron suficientes para generar grandes ventas ya que el precio promedio de gasto fue de $600, un 39,5% por encima del 2018.

En este sentido cabe destacar que el rubro más golpeado fue el de los libros con una caída del 15,1%; seguido con una disminución de los videojuegos, consolas e instrumentos musicales del 13,6%. Los otros dos rubros que se encuentran en el tercer lugar de declive son el de la indumentaria y el calzado.

A pesar de la pendiente, el 42,5% de la venta de Reyes se concentró en Jugueterías y Rodados; seguido por el ramo Indumentaria y ropa interior, que captó el 22% de la demanda a pesar de la baja del consumo a pesar del mismo mes del año pasado.

Fuente: CAME

Un rubro que se movió, aunque no alcanzó para mejorar frente al año pasado, fue el de “Golosinas y regalerías” con una baja del 8,2%. Si bien no tiene tanta trascendencia para esta festividad, fue una buena opción para las familias que buscaron algún regalo muy económico.

Según una encuesta realizada por la consultora Focus Market (FMK) para CAME entre 4.200 casos: el 50% de las ventas de la fecha se realizó en comercios de calles y avenidas, 27% en supermercados y shopping y 13% por internet.