El diputado nacional y precandidato a gobernador visitó Daireaux y Tres Lomas y expresó preocupación por la grave situación de los municipios bonaerenses.

“Cuando los bonaerenses la necesitan la gobernadora nunca está; con los tarifazos, con las pérdidas de puestos de trabajo, cuando cierran los comercios, cuando quiebran las PyMEs, cuando no le alcanza la plata a los jubilados, el silencio de la gobernadora es ensordecedor”, aseguró el diputado nacional Axel Kicillof en su visita a la localidad de Daireaux, donde fue recibido en el palacio municipal por el intendente local, Alejandro Acerbo junto al jefe comunal de Guaminí, José Nobre Ferreira.

Durante la visita, el legislador nacional recorrió el taller del programa Familias Unidas; un proyecto asociativo municipal de trabajo donde más de 400 familias tienen un plan de siembra y cosecha y producen alimentos con las materias primas que aporta el municipio. El principal objetivo es la producción para consumo propio y el excedente se comercializa a bajo costo.

“El gobierno provincial se ha dedicado a ahogar a las intendencias que no eran de su partido. Nunca se había visto un grado tan alto de manipulación de los recursos”, repasó Kicillof. “Es un momento para estar todos juntos y poner a andar el país nuevamente”, destacó en la charla abierta con vecinos y vecinas en el Sindicato de Empleados de Comercio.

Por la tarde, ya en la localidad de Tres Lomas, Kicillof mantuvo un encuentro con el intendente Roberto Álvarez y todo su gabinete.

“Es mucho más enriquecedor estar acá intercambiando ideas con ustedes que hablar en Washington”, destacó el precandidato a gobernador ante los productores rurales, comerciantes y empresarios PyMEs que se acercaron a la cámara de comercio, industria, producción y servicios de Tres Lomas. “La economía no está estabilizada, está paralizada y el principal problema es el endeudamiento en dólares porque genera condiciones de extrema fragilidad al país”, sostuvo.

El difícil panorama que se presenta por la caída estrepitosa de las ventas lleva, a esta altura del mes, a que la mayor parte de la ventas sea “de fiado”, comentó un comerciante y agregó: “al vecino de toda la vida no le podes decir que no”. A su vez los productores agropecuarios hicieron hincapié en el valor de los combustibles y las altas tasas de interés: “Nos estamos fundiendo trabajando”.

En ese sentido, ante las condiciones que están atravesando tanto los productores de la provincia de Buenos Aires como la industria y el comercio, el diputado aseguró que “nosotros no nos casamos con ninguna política pero tenemos ciertos objetivos que son prioritarios”.

“Qué mejor ejemplo para mostrar que son un gobierno antipopular que la municipalidad haciéndose cargo de la salud, de los remedios que IOMA y PAMI dejó de cubrir”, destacó Kicillof. “Ningún maestro pensó que le venían a sacar la paritaria nacional, que le iban a bajar los salarios, que venían a cerrar cursos y escuelas. Es un delito contra la democracia mentir de esa manera; jamás pensaron en llevar adelante ninguna de las promesas de campaña”, agregó.

“Vinieron a arrebatarle a la clase media y a los jubilados lo que tenían. Es un programa económico que le está destruyendo la vida a la gente”, concluyó el diputado. “El gobierno trabajó, trabaja y va a trabajar para perseguir, para calumniar, para asustar a cualquiera que se oponga al modelo político, económico y social de Macri y Vidal. No obstante nosotros vamos a seguir trabajando para que la gente recupere derechos y para seguir obteniendo conquistas”, finalizó ante la gran cantidad de vecinos y vecinas que se acercaron a participar de la charla abierta en el Club Progreso de Tres Lomas.