El candidato a la gobernación por el Frente de Todos, Axel Kicillof, habló de la crisis que atraviesa el sector y aseguró que la gestión actual «ahoga y asfixia toda posibilidad productiva”.

Acompañado por el diputado José Ignacio de Mendiguren y el candidato a diputado nacional, Sergio Massa, el exministro de Economía manifestó: “Es penoso ver que todas las empresas tienen caídas en la ventas, problemas para acceder a los créditos, inconvenientes para pagar los servicios y, en consecuencia para mantener a sus empleados”.

Instancia donde disparó: “Después uno se  entera que el Gobierno dice haber estabilizado la situación; deberían recorrer más para ver que  las tasas de interés están rompiendo el tejido productivo, industrial argentino”.

Luego de analizar la situación, indicó: “Hay que darles una mano a nuestras empresas para que puedan conservar a los trabajadores, esas son las urgencias que tenemos y el Gobierno se quiere hacer el distraído (…) No va a haber soluciones instantáneas, pero lo que tiene que ver el empresario es que hay un camino y no la luz al final del túnel».

¿Cuáles son las medidas más urgentes que debería  tener la Provincia?

Al respecto, el economista hizo hincapié en la cuestión alimentaria, dado que “vemos que es un problema grave, donde los comedores sociales y escolares están desbordados de gente”.

No obstante, la emergencia productiva y laboral también fueron algunas de las medidas que dijo Kicillof que atendería en caso de convertirse en el próximo gobernador del territorio bonaerense.

En ese escenario, llamó a rever el tema de los créditos y las tasas, las cuales indicó que “están imposibles” al tiempo que señaló: “La Provincia  tiene un banco propio, éste debería mantener la inclusión y el desarrollo, entre otros puntos; pero se ve que se ha olvidado” lanzó.

Para concluir, aseguró que “la Provincia cuenta con los instrumentos para resolver los problemas”. En tanto, lo que hace falta es “saber dónde y cómo utilizarlos”, sentenció.