El diputado nacional completó una cargada agenda de actividades en Washington DC, a donde llegó por invitación del centro de estudios Wilson Center para dar una conferencia en el marco del Proyecto Argentina de la institución.

Uno de los encuentros más importantes de los realizados fue la reunión con Anne Mc Kinney e Isabel Quiroz, autoridades de la Cámara de comercio de Estados Unidos, entidad que nuclea a tres millones de comerciantes e inversores productivos. El diálogo versó sobre la situación actual de la Argentina y las perspectivas de las empresas que operan en el país.

Por otra parte, Kicillof estuvo reunido en el Congreso con los diputados Pramila Jayapal, Ro Khanna y Andy Levin, autoridades del grupo progresista con más de 90 congresistas de Estados Unidos. Durante el encuentro se analizó la situación latinoamericana y los legisladores manifestaron su preocupación por los efectos sociales de la situación económica argentina.

En la American Postal Workers Union, Kicillof participó de un encuentro con referentes sindicales, intelectuales, de organismos sociales y políticos de Estados Unidos organizada por Larry Cohen y Mark Weisbrot. El debate se centró en la necesidad de articular y coordinar políticas en favor de los derechos del trabajo, la justicia social y el desarrollo de nuestros países.

El diputado también mantuvo una reunión con las autoridades de WOLA, una ONG abocada a los derechos humanos.

Finalmente, ante un auditorio colmado que marca el interés manifiesto por conocer las distintas versiones sobre las perspectivas presentes y futuras sobre nuestro país, el ex ministro brindó su conferencia y mantuvo una conversación abierta con el periodista Juan Carlos López (corresponsal de CNN en Español en Washington)

“Argentina está inmersa en un gran debate en torno al estrés financiero provocado por el programa económico del gobierno de Macri. Nosotros como oposición tenemos la enorme responsabilidad de no agregar ninguna turbulencia adicional a la delicada situación que vive la Argentina, pero necesitamos entre todos debatir cómo ayudar para que el país no sufra ninguna situación más compleja aún”, explicó Kicillof en el comienzo de su intervención.

En la misma línea, profundizó: “El gobierno de Macri ha llevado a cabo un programa genérico pero que por la actual situación internacional, queda totalmente descontextualizado. Este tipo de programas históricamente en nuestro país han generado sobreendeudamiento, exclusión social, crisis de la industria y del empleo”.

“La política macroecónomica de Macri es adversa para la industria nacional. La performance económica y social del gobierno ha sido desastrosa. Tiene 7 meses de gobierno por delante y es su responsabilidad que no se agrave la situación. Debe tomar las medidas necesarias para evitar que se siga deteriorando la calidad de vida de los argentinos y para no agregar mayor fragilidad financiera”, reflexionó el legislador nacional.

“En un año, el acuerdo con el FMI ha cambiado 4 veces. Eso habla del nivel de fracaso de las medidas implementadas. Más que estar pensando en qué va a hacer el gobierno siguiente, creo que es momento de ocuparse en lo que pasa hoy en la Argentina”, agregó.

Por otra parte, el diputado nacional resaltó que le parece “saludable” que el gobierno haya convocado a un diálogo, “pero llevamos más de 3 años tratando de que escuche, hemos presentado proyectos en todas las instancia necesarias, y el gobierno los ha ignorado sistemáticamente”.

Ante la consulta de López, el legislador nacional resaltó que “nadie puede querer un default; el problema es en qué condiciones va a estar la economía”. “Hay un problema grave de prioridades y eso es para nosotros el principal cambio que habría que hacer. El trabajo, la producción, las pymes, la clase media, la salud, la correcta alimentación, la educación, la ciencia y la tecnología, la industria nacional han sido siempre las prioridades que ha tenido nuestro espacio político como eje de gobierno”, finalizó el precandidato a gobernador.