Noviembre y diciembre concentraron 8.000 asalariados menos, según el CEPA.

Tras los datos de empleo que difundió el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación durante 2018, otros organismos se encargan de estudiar minuciosamente las estadísticas. La peor parte se la llevaron la industria y el comercio, que concentraron el 80% de los despidos en el último bimestre del año.

Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en noviembre y diciembre se registraron 9.727 despidos, de los cuales 3.800 fueron en la industria y 4.200 en comercio y servicios. Esto implica una suba del 104% respecto del mismo periodo de 2017.

El informe completo lo difundirán los próximos días, pero según BAE Negocios, el 44% de las desvinculaciones y suspensiones del año pasado se realizó en el último cuatrimestre. Esto puede interpretarse por la corrida cambiaria de los últimos días de agosto, que llevó el precio del dólar de $30 a $40 en un puñado de días y repercutió fuertemente en el tramo final del año, por lo que se aceleraron la inflación y la recesión.

Los datos también se explican por lo relevado por el Indec, que indicó que la caída en el comercio fue del 17% y en la industria del 12,6%. Para colmo, las expectativas según los Empresarios Nacionales para el Desarrollo, para este 2019, no son las mejores: proyectan una inflación anual del 36% y un dólar por encima de los $50.

Hernán Letcher, director del CEPA, no arrojó buenos augurios para este año respecto a cómo se desarrolló la actividad económica en los años anteriores: “En 2016 hubo una caída de la actividad y el empleo industrial y 2018 fue aún peor. En 2017, se recuperó algo la producción pero no el trabajo. En 2019, en el mejor de los casos, si hay una pequeña recuperación de la actividad industrial, no creo que se exprese en el empleo”.