Así lo calificó Pablo Abramocich, secretario general de la AJB, ante la convocatoria de parte del ejecutivo provincial que les ofreció una paritaria sin clausula gatillo y sin recomposición salarial.

Ayer se re realizó la tan ansiada reunión paritaria convocada por el Ejecutivo Bonaerense con los trabajadores judiciales. En la misma, la provincia les ofreció la misma propuesta salarial de diciembre de 2018.

“Este es un capítulo más de una serie de destratos por parte del gobierno”, sostuvo Pablo Abramovich, secretario de la Asociación Judicial Bonaerense en diálogo con Radio La Plata (FM 90.9).

De esta manera el gremialista comentó que “hay una falta de propuesta superadora de la de diciembre ya que en ese momento la situación económica era totalmente diferente; y este año la inflación será por lo menos, la misma que el año pasado”.

Y es que el ejecutivo les ofreció un aumento “que va por la mitad de la inflación mensual de este año, donde para el 2019 no incluyen la cláusula gatillo y donde tampoco hay ningún tipo de propuesta para recuperar lo perdido del año pasado”.

La justificación por parte de la cartera de María Eugenia Vidal es la falta de recursos económicos para brindar una propuesta superadora. Lo que piden desde el gremio “es, por lo menos, lo mismo que a los docentes: una recomposición del 15,6 que es lo que perdimos el año pasado y la cláusula gatillo para este año”, remarcó Abramovich.

A pesar de que el gobierno pautara una nueva mesa de diálogo prevista para el 8 de mayo, la AJB se reunirá en asambleas este jueves “para definir las medidas de acción a tomar en conjunto con el resto de los gremios”. Todo parecería indicar que se sumarían al gran paro provincial del 7 de mayo convocado por ATE.