La titular dela Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, habló sobre la ex ESMA, y elogió el trabajo que se llevó a cabo por parte de los organismos de derechos humanos: «dejó de ser un lugar de horror y muerte para convertirse en un espacio de lucha y vida».

En este sentido, Hebe de Bonafini agregó: «En la ex ESMA se toca, se canta, se estudia, se piensa, se puede hacer de todo. Allí los organismos de derechos humanos lo convertimos del horror, en lucha, y de muerte, en vida», expuso la máxima referente de las Madres de Plaza de Mayo al referirse a las críticas que recibiera el ministro Julio Alak por realizar una actividad en el predio por la finalización del año.

Asimismo, Bonafini recordó que el lugar fue declarado por el ex presidente Néstor Kirchner como espacio de «memoria, verdad y justicia» y desde ese momento, los organismos de derechos humanos desarrollan allí distintas actividades.
En relación a las críticas recibidas por Alak desde funcionarios de la oposición y de la organización Hermanos y Hermanos porla Verdad y Justicia, respondió que «ellos nunca hicieron nada allí» y en cambio, «los organismos de derechos humanos hemos puesto la vida trabajando allí».