El empresario José Bereciartúa fue denunciado por acoso sexual y reiteradas amenazas que se habrían prolongado durante los 4 años en los que la denunciante trabajó para él en la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), y que incluso le habrían provocado la pérdida de su embarazo.

«Al señor Bereciartúa había que acompañarlo todos los días en un ascensor privado hasta el auto que esperaba en una cochera, yo siempre iba con las manos ocupadas con sus cosas y un día al saludarme me toqueteó, me abrazó, me besó, me tocó las lolas y me dijo: que buena que están», relató Andrea I. en su declaración.

 

 

La joven víctima, que comenzó trabajar en la CAME en 2011, pero que recién en 2014 pasó a ser la secretaria del actual interventor de OSDEPYM, relató que «no fue una vez, fueron varias, yo me quede helada, petrificada, sabía que si decía algo perdía mi puesto y como una pelotuda lo deje pasar».

Pero el acoso había comenzado mucho tiempo antes, ya que apenas unos meses después de comenzar a trabajar con el Secretario General de la CAME «recibí un llamado que podía ser laboral porque yo recién llegaba a mi casa, pero era para que lo vaya a visitar a su casa a tomar unos vinos y conocernos más. Y como le dije que no, me insistió y me dijo que me iba a arrepentir si esa era mi última palabra».

En los días siguientes Andrea I. estuvo a punto de perder su empleo, aunque luego todo se resolvió y se justificó con un supuesto «error administrativo», que le permitió seguir trabajando pero no evitar el acoso, las amenazas y las presiones constantes de Bereciartúa.

 

 

Recién cuando la situación se volvió insostenible, a mujer se atrevió a presentar la denuncia que esta radicada en el juzgado criminal y correccional N° 3, a cargo del juez Carlos Gorostiaga, y con la investigación en manos del fiscal Patricio Lugones, titular de la fiscalía criminal y correccional 21 de CABA.

Este además no es el primer escándalo que protagoniza el interventor de la Obra Social de las Pymes y los Monotributistas, y una de las mas grandes del país, OSDEPYM, ya que hace menos de una mes fueron allanadas las oficinas de la entidad en medio de denuncias por desvío y malversación de fondos a favor de allegados de Bereciartúa, que según trascendidos ocupa ese lugar como parte de un acuerdo del gobierno nacional con la CAME.

Esto explicaría también el silencio de la entidad empresaria frente a los escándalos a pesar de que el denunciado es quien ocupa el número 2 en la estructura que encabeza Gerardo Diaz Beltran.