Luego de que se decretaran las nuevas medidas económicas anunciadas por Mauricio Macri para compensar a los ciudadanos argentinos ante la crisis económica, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández alertó que “solo desfinancian a las provincias”, “son sus provincias las que pierden 1.500 millones de dólares de recaudación fiscal”.

En sintonía, la Comisión Federal de Impuestos, compuesta por los ministros de Economía y Hacienda de todas las provincias y la Nación, realizaron un informe y descargo. Allí aseguran que los costos para aplicar las medidas anunciadas por el gobierno nacional será de 51.800 millones de pesos, lo que equivale un 57% del costo fiscal ya que dejarían de percibir 29.654 millones de pesos hasta fin de año; esto sin tener en cuenta la eliminación del IVA de los alimentos de la canasta básica.

También podés ver: “¿Quién paga el congelamiento de los combustibles? Neuquén irá a la justicia para frenar el decreto”

Y es que la quita del IVA a los alimentos, la suma de los mínimos no imponibles a Ganancias y la reducción del pago de Monotributo, merman la recaudación de impuestos que se distribuye en parte a las provincias por ser impuestos coparticipables.

Las provincias más afectadas por el impacto de las medidas sería la de Buenos Aires, que dejará de percibir 6.046 millones de pesos; le siguen Santa Fé, con una pérdida de 2.535 millones, Córdoba con un negativo de 2.518 millones y la ciudad de Buenos Aires con un gasto de 1.655 millones de pesos.