Como todas las semanas, Gustavo Talaván comparte las recomendaciones del mundo de la tecnología: esta vez refuerza la idea de que el servicio de correo electrónico de Google es el más seguro para enviar y recibir información con los contactos.

Gmail es un correo muy extendido. Ha probado ser muy seguro porque no se le han conocido problemas como Yahoo! Cada vez hace más para reforzar su seguridad. Se ampara en contraseñas seguras. ¿Esto qué es? Una contraseña que tenga números, letras mayúsculas y minúsculas y que tenga signos. Para recordarla uno tiene diversos métodos para recuperar el control de la cuenta, por si se la olvida.

La verificación en dos pasos consiste a que uno, en caso de inconvenientes, envía un mail a tu teléfono celular o mensaje un código para que digas que evidentemente es uno el que intenta ingresar a la cuenta.

Efectivamente tenemos en nuestro número de teléfono. Si intentan entrar a nuestra cuenta se va a mandar un mensaje a nuestro número telefónico.

La asociación que conviene hacer es que a Facebook no, porque hay un montón de empresas. A Gmail sí porque es mi contacto personal y tengo mis correos. Facebook pelea con Amazon y Apple, así que cada uno juega por su lado.

Gmail nos da confianza. Nada es gratuito en la vida. A pesar de que no pagamos, nuestras cuentas son leídas todo el tiempo por algoritmos para enviarnos publicidad. Cuando uno arma su cuenta y aprueba la letra chica dice que van a ser leídos los mails. Se llama publicidad contextual.

Sí puede pasar que en redes sociales hice algún comentario y lo toman porque las redes son una base de datos inmensa, que tiene lo más preciado nuestro: los datos personales. Como no nos cobran con dinero, nos cobran con acceso a nuestros datos personales.

El filtro de Gmail es muy bueno porque reconoce. Por más que se use menos que antes, no está bueno encontrar una publicidad en medio de una notificación.