Un audio que se viralizó a través de Whatsapp puso de manifiesta la prepotencia con que se manejan algunos integrantes del ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires a la hora de tomar decisiones y demostró que incluso en casos de delitos graves, como un homicidio, los informes se realizan de manera telefónica, sin ver el expediente.

La fiscal Silvina Estevez, de la UFI n° 4 de Lomas de Zamora tramitó una denuncia por maltrato animal, que tenía como víctima a un caballo, que llamativamente después de su intervención fue entregado en custodia a su anterior propietario, es decir al denunciado.

Cuando la denunciante se presentó para reclamar, advirtiendo que el maltrato había sido corroborado por un profesional veterinario, la fiscal retrucó «me dijeron por teléfono que no» y ante la consulta sobre por que tomar una decisión sin ver el expediente, explicó que «siempre es así, lo mismo hago por un detenido por homicidio», dejando en claro que Estevez desconoce las causas sobre las que actúa.

Pero además como toda explicación por la devolución del animal a su maltratador, la fiscal indicó que «el basamento legal es que yo se lo puedo entregar a quien quiera» y le advirtió a la denunciante que «no voy a tolerar que venga a cuestionarme lo que hago, todo lo que hago, lo hago porque puedo hacerlo».

«¿O sea que si uno tiene el poder de la ley hace lo que quiere?», cuestionó la denunciante, a lo que Estevez respondió «No, uno no. Yo que soy fiscal lo tengo.  Usted no lo tiene». «La diferencia entre usted y yo es que yo soy fiscal y usted no», remató con prepotencia.