La cementera de capitales brasileños anunció que iniciará su proceso de cierre en la planta del partido de Benito Juárez.

Tras casi un mes de negociaciones con la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y la intermediación del Ministerio de Trabajo bonaerense, Loma Negra informó que cerrará por completo su planta en Barker, partido de Benito Juárez. Ese proceso comenzó este miércoles y a la par se iniciaron los trámites para el cierre definitivo.

Según fuentes oficiales, hoy comenzaron los turnos reducidos, con sólo 24 empleados prestando servicio, mientras desde la dirección ejecutiva de la empresa comenzó el trámite para bajar definitivamente las persianas de la planta. Serán 270 las personas que quedarán sin su fuente laboral más todo el circuito económico y productivo que dejará de estar activo.

Según explicó Sergio Faifman, CEO de la compañía, “AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias y una planta en funcionamiento”. En esa línea, le explicó a El Cronista que los sueldos que se pagarán a los trabajadores que quedan en actividad oscilarán entre los 36.000 y 39.000 pesos.

Loma Negra había ofrecido también pagar indemnizaciones de entre un 150% y 180% de lo que establece la ley, además de mantener comodatos de viviendas y tierras en la ciudad. De todas maneras, la incógnita es cómo reaccionará la comunidad de Barker ante el cierre de la fuente laboral más importante de esa región.