La empresa de capitales italianos suspendió a 2.000 trabajadores y el sector automotriz alcanzó su peor inicio de año desde 2006.

Fiat Chrysler Argentina (FCA) paralizó parcialmente a su planta de 2.000 trabajadores en Córdoba y sumó al rubro automotor otra pálida noticia, producto del sobrestock y la drástica caída de las ventas.

Fuentes gremiales destacaron que la firma italiana aplica regímenes de trabajo reducido por semana, comprendidos entre el martes y jueves. Además, esperan que el esquema se repita durante las siguientes semanas.

La situación de producción automotriz es caótica desde mitad del año pasado, cuando se empezó a sentir fuertemente la brusca devaluación del peso en mayo. En Rosario, por ejemplo, General Motors también trabaja con jornadas reducidas desde septiembre y planea que sus 500 empleados continúen así, cobrando el 70% de su salario, hasta mayo de este año.

También podés ver: «El sector automotriz en crisis: 600 despidos en Metalpar y 2.000 suspensiones en Peugeot»

Por caso, también se conocieron en los últimos días de febrero los despidos en Metalpar y las suspensiones en PSA, la concesionaria de Peugeot y Citroën. La fábrica de carrocería cerró por completo su planta de Tres de Febrero y dejó sin trabajo a 600 personas; la firma francesa, radicada en El Palomar, suspendió a la totalidad de sus 2.000 trabajadores.

También podés ver: «El sector automotriz cae en picada: Renault suspendió 1.500 operarios»

Justamente en la provincia de Córdoba también se conoció esta semana que la francesa Renault tomó una medida similar con sus 1.500 trabajadores, a los que suspendió hasta este viernes inclusive, con la posibilidad de extender la medida durante otras semanas.