Se conoció que, en pocos días, las farmacias de la Provincia, podrán empezar a dispensar el aceite de cannabis a pacientes con epilepsia refractaria.

Recordemos que esta patología pone a la persona en un cuadro de vulnerabilidad constante ante un sinfín de episodios de epilepsia en pocos segundos. Además, se ha constado que los pacientes son refractarios a otros tratamientos convencionales.

En diálogo con Radio La Plata (fm90.9), la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Buenos Aires y de la Confederación Argentina de Farmacias María Isabel Reinoso, contó los detalles.

“Venimos trabajando hace 3 años, antes que se sancionará la ley nacional, el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia, viene asesorando sobre dicha consumo”·, expresó.

“Lamentablemente la ley no salió como para favorecer el acceso a los pacientes que tienen epilepsia refractaria”, dijo la entrevistada.

Motivo por el cual, contó que para los pacientes que sufren dicha patología, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat)  habilitó en el 2017 el tratamiento para acceso al producto.

Sin embargo, el proceso no fue tan productivo, dado que resultó bastante engorroso y costoso, sumado a al tramiterío que debía afrontar el paciente en la aduana”, explicó Reinoso.

Instancia donde reveló que, en paralelo se reunieron con la autoridad sanitaria “ para garantizar la legitimidad del productos y que el contenido del mismo tenga cannabis porque y no aceite de olvida como pasó en distintos puntos de la Provincia”.

La entrevistada contó que analizando muestras en el Colegio, descubrieron que en distintos puntos vendían el producto de forma engañosa.

Motivo por el cual llaman a que la gente no compre en cualquier lado estos medicamentos y, a su vez, que la Provincia  tome cartas en el asunto para regularizar esta situación.

Durante el diálogo con este medio, la mujer habló de la prueba piloto que hizo el Colegio en Bahía Blanca. Hecho que sumó como antecedente para el resto de las farmacias de la Provincia, dada su efectividad.

Lo que no es un dato menor, ya que las familias y los profesionales se garantizan que el producto contenga lo que indica la etiqueta.

Para concluir, la titular de la entidad manifestó: “Si es un medicamento, es la farmacia la que debe entregarlo. Que cuando se le indica aceite de cannabis a un paciente, este tenga la seguridad de que el producto que va a usar contiene lo que dice el rótulo. Y esto no se logra con un mercado paralelo».