En un momento de crisis, desde la Asociación de Educación contra el maltrato animal pidieron continuar reclamando por los derechos de los animales no humanos y poder participar del debate de la modificación de la Ley nacional en el Congreso.

No es la primera vez que desde las asociaciones proteccionistas que van en pos de los derechos de los animales no humanos, piden ser incluídos en los debates del Congreso que los competen.

En este sentido, Angel Gabriel Méndez, titular de la Asociación de educación contra el maltrato animal sostuvo en Radio La Plata (FM 90.9) que “en este momento la discusión se centra en capital federal por la ley contra el maltrato animal 14.346 que está en discusión con once proyectos donde se invitan a los debates a las personas que simpatizan con el gobierno actual”.

De esta manera, se preguntó: “¿Qué nos sucede?, estamos en el mes del animal, seguramente van a aparecer varias manifestaciones oportunistas y políticas o de personas que buscan tener fama donde no hay un convencimiento sobre el pedido que se está haciendo. Se está frivolizando el pedido; vemos que se manifiestan figuras de la farándula que aprovechan la ocasión para tener una cámara”.

Y es que para el docente, “las calles no se están ganando en favor de los animales” y agregó: “si vemos la historia en estos últimos tres años y vemos las noticias, se van a dar cuenta de lo que les digo. Se redujeron a un mínimo o cero las marchas a favor de ellos. La calle es un lugar que debe ser ganando por los seres humanos por ellos”.

Victor Heredia dijo hace años: “no quiero ver un día manifestando por la paz a los animales. Como me reirían ese loco día ellos manifestándose por la vida y nosotros sobreviviendo, sobreviviendo, sobreviviendo”.

De esta manera, Angel Méndez comentó que esto “muestra la situación actual. Hace años en estas mismas fechas veíamos que se desarrollaban decenas de marchas pidiendo por los derechos de los animales”.

Para finalizar, el docente sostuvo: “la lucha por los derechos animales es también la lucha por los seres humanos. No se terminaron los problemas pero sí hay una inactividad que preocupa y que a veces es cómplice de este signo político”.