Tras la confirmación de la fórmula presidencial del peronismo, el intendente de Hurlingham fue el primero en atarse al dúo.

El tuit de Cristina Fernández de Kirchner a las 9:02 del sábado es, sin dudas, la noticia que repercute en todo el arco político de la República Argentina, pero más a los propios del conurbano bonaerense. Quien se puso a la vanguardia del primer eco fue Juan Horacio Zabaleta, intendente de Hurlingham, que lanzó las primeras pintadas en las calles del oeste para buscar su reelección.

Juanchi fue uno de los presentes en el mitín del viernes en casa de su par de Lomas de Zamora Martín Insaurralde, donde también estuvo el precandidato presidencial Alberto Fernández. Ahí compartieron un asado y afinaron el lápiz para organizar la fórmula a la gobernación bonaerense, pero además confirmó al ex jefe de Gabinete como un hombre de peso en el peronismo, hipótesis ratificada hace horas por Cristina Kirchner.

Más allá del encuentro, el anuncio peronista de esta mañana subirá a varios jefes comunales al binomio Fernández-Fernández para que la unidad tan pregonada desde la derrota legislativa en 2017 quede plasmada con una fórmula de consenso que busque la Gobernación bonaerense.

Sólo faltan 35 días para la definición oficial de nombres y los jefes distritales jugarán fuerte para llegar a la idea de que un intendente debe encabezar la aspiración al sillón de Dardo Rocha. Sin embargo, Axel Kicillof no se baja Fernando Espinoza –ex intendente de La Matanza- mantienen esa convicción.