Del 1 al 7 de agosto en más de 170 países, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con el  objetivo de fomentar la lactancia materna, o natural, y mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

En ese escenario, la médica especialista en pediatría del servicio de neonatología del Sanatorio Otamendi, Cecilia Baston, habló con radio La Plata (FM90.9) sobre dicha celebración.

“Se proclamó oficialmente por la OMS y UNICEF en 1992 coincidiendo con el Aniversario de la Declaración Innocenti, formulada por altos cargos de estas dos organizaciones en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna”, reveló.

Instancia donde resaltó que “pese a que existe esta semana, aún la tasa de lactancia todavía no son las esperables, en el último censo nacional, solo el 40% llega a amamantar hasta los seis meses, lo cual es recomendable”.

Motivo por el cual, la propuesta de reforzarlo desde el personal de la salud y la comunidad e justamente para poder hacer un llamamiento, desde el lema que planteamos este año “Empoderémonos y hagámoslo posible”.

La idea es darle un rol a los gobiernos, sindicatos y empleadores, entre otros actores, para poder facilitar las leyes en materia de licencia para los padres. Además, de bregar por la crear espacios amigos para que las mujeres que trabajan puedan perpetuar la lactancia.

Beneficios de la lactancia

La entrevistada nos comentó que la leche humana tiene grandes beneficios tanto para el niño como para la mamá.

“En los bebés, previene futuras enfermedades, y genera mejor neurodesarrollo, entre otras cualidades”. Mientras que en la mamá “disminuye el riesgo de cáncer mamario y de ovarios, como también de situaciones complejas que pueden ocasionarse posterior al parto”, explicó.