En medio de causas por malversación de fondos, Armando Cavalieri Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), que hace una semanas reunido con el Ministro de Trabajo Jorge Triaca, había firmado un aumento salarial para este año del 15% en dos pagos, deslizó la posibilidad de retirarse de la conducción del gremio, luego de 32 años a su cabeza, en una movida que deja ver los problemas del sector.

En esta decisión, pesa el hecho que se conoció la semana pasada de la imputación a Cavalieri por un presunto fraude millonario en la Obra Social de Empelados de Comercio y Actividades Civiles (OSECAC). En la última hora se dió a conocer que por el secreto de sumario que tiene la causa, la obra social no firmará los cheques de Cavalieri porque «no quieren quedar pegados».

Una fuente cercana al SEC, dijo a Código Baires que «técnicamente está a punto de pararse la obra social» por la decisión de una parte de la federación, lo que puede provocar que se queden sin servicio los afiliados del sector que tengan a OSECAC como única opción de salud.

El anuncio sobre la salida de Cavalieri y la apertura de elecciones en el gremio en las próximas semanas, se anuncia a una semana de que se allanara la sede central de OSECAC y cuando se intuye que el juez federal 3 de la Ciudad de Buenos Aires, Miguel Hugo Vaca Narvaja, lo citará a declarar en la causa por la que se lo investiga. A Cavalieri «se le está resintiendo toda la estructura».