Desde este lunes rige un nuevo aumento en el transporte de pasajeros, que elevó a $13 el boleto mínimo del colectivo en la provincia, por lo que ya cuesta 5 veces mas de lo que costaba en diciembre de 2015 antes del cambio de gobierno, cuando el mínimo era de $3.

Los aumentos fueron dispuestos a nivel nacional por el ministerio de Transporte y la medida fue copiada de forma exacta por la cartera de Infraestructura que regula los valores en territorio bonaerense y si bien oficialmente no esta prevista una nueva suba hasta fin de año, nadie se anima a descartar una nueva corrección en el mes de diciembre.

Uno de los que salió al cruce de los incrementos fue el Defensor del Pueblo de la Provincia Guido Lorenzino, al advertir que “el bolsillo de la gente no soporta más la ineficiencia de las políticas públicas que se vienen aplicando, y que, salvo la mirada de unos pocos, no encuentra correlato con la realidad de las familias”.

Desde la Defensoría remarcaron además que la suba no representó una mejora en la prestación del servicio, ya que se siguen utilizando las mismas unidades deficitarias y las frecuencias dejan mucho que desear en la mayoría de los distritos de la provincia.