La firma francesa paralizó su planta de producción de Córdoba durante esta semana por sobreacumulación de stock. Cobrarán sólo el 75% de sus haberes.

La escasa venta de automotores cero kilómetro repercute fuertemente en la producción: a la suspensión de los empleados de Peugeot y los despidos en Metalpar, esta semana se sumaron las 1.500 suspensiones de Renault Argentina en Córdoba. La medida fue acordada con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) y se extenderá hasta este viernes inclusive.

El plan de contingencia puede repetirse las próximas semanas producto de la dificultad de la compañía para colocar unidades en el mercado. En el mismo argumento se escudaron Peugeot y Metalpar la última semana de febrero, sólo que la fábrica de carrocerías decidió cerrar sus puertas en Tres de Febrero porque cuenta con otra planta en la provincia de Santa Fe.

En comparación interanual, los datos de febrero son alarmantes: la venta de unidades cero kilómetro se desmoronó un 42,8% y pasó de 93.000 vehículos a 39.825. La planta de Córdoba fabrica los modelos Sandero, Logan, Stepway, Kangoo y también es concesionaria de Frontier, la pick up de Nissan.

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), el sector proyectaba alcanzar un millón de patentamientos y completó un primer trimestre récord en 2018, pero luego de la corrida cambiaria de mayo, el mercado se derrumbó y cerró el año con una caída interanual de 10,9% (802.922 unidades, según la entidad). Para este año, el sector proyecta acercarse los 600.000 de los cero kilómetro.