Foto: Gonzalo Mainoldi/El Día.

El local de Calle 54 amaneció con un disparo en el frente vidriado y tanto José Luis Gioja como Fernando Gray expresaron su preocupación frente a “los hechos de violencia”.

Este jueves la sede del Partido Justicialista de La Plata, sita en 54 entre 7 y 8, amaneció con un disparo de bala y sus autoridades denunciaron “un grave hecho de intimidación política”. La denuncia fue radicada en la Justicia y quedó a cargo la UFI Nº 11, a cargo de Álvaro Garganta.

Desde el PJ platense emitieron un comunicado y calificaron el atentado como “un tiro a la democracia” y pidieron que el intendente Julio Garro y la gobernadora María Eugenia Vidal “garanticen la seguridad de todas las sedes del partido”, en tanto son “pilares de la democracia”.

Desde el peronismo bonaerense que desde hace semanas tiene la renovada conducción de Fernando Gray expresaron también el “total repudio” y se solidarizaron con “la principal fuerza opositora de la capital provincial”.

En paralelo, el Consejo Nacional del PJ, con José Luis Gioja a la cabeza, pidieron que “la Justicia extreme los recaudos para que hechos de estas características no se repitan, como así también, para que más pronto que tarde se puedan identificar a los responsables y que les caiga el peso de la ley”.