Apenas 38.864 unidades salieron de las concesionarias durante el tercer mes del año, lo que representa una caída del 3,1% respecto a febrero.

El informe mensual de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) arrojó números preocupantes para el sector y parece que no repuntará, al menos, el primer semestre de 2019.

Sólo en el tercer mes del año se patentaron 38.864 unidades y, aunque fue una sensible baja en comparación con las 40.115 registradas durante febrero, hace 17 años que marzo no mostraba un número inferior al segundo mes del año, aseguraron desde Acara.

De todas formas, el número grueso surge de la comparación interanual: respecto a marzo de 2018, la caída es del 54,5%; es decir que el año pasado se patentaron 85.388 unidades en el mismo mes. El acumulado en el primer trimestre de 2019 es de 139.086 vehículos y puede poner en jaque la sustentabilidad de concesionarias y, por supuesto, de autopartistas y fabricantes.

Dante Álvarez, presidente de Acara, explicó que los números son preocupantes porque “para encontrar un primer trimestre como este, donde los patentamientos no superan las 140.000 unidades, debemos remitirnos al 2006, año que finalizó con 450.000 patentamientos”.

«El problema se agudiza si tenemos en cuenta que nuestra red de concesionarios ha venido creciendo con fuertes inversiones porque proyectaba tener un mercado cercano al millón de unidades, lo que ya está generando problemas de sustentabilidad graves», agregó Álvarez.

 Desde la entidad también señalan que otros argumentos en la caída de las ventas radican en la falta de financiación –fundamental en el sector- por los altísimos costos y en “una presión impositiva creciente en una actividad que emplea a más de 70.000 personas de manera directa”, señaló el presidente de Acara.