El fiscal de La Plata, Fernando Cartasegna, que investiga la causa por coimas que involucran a comisarios de la Policía Bonaerense, volvió a ser agredido en el día de hoy. Esta vez lo encontraron maniatado dentro de su despacho en la fiscalía de la capital provincial.

Cartasegna había denunciado ayer que el sábado: «Me metieron en un garage y me empezaron a pegar, hablando de causas mías y de causas que podría tener, como la de los ‘caranchos’. Si no te suicidas te suicido, me decían. ¿Qué es lo que realmente están ocultando para que no quieran que siga investigando?»

Los tres hombres estaban vestidos de policías, aunque Cartasegna aclaró que no le «consta que sean oficiales en actividad» y que uno de ellos parecía disfrazado.