La divisa escaló 4,3% en un par de horas y llegó a su precio más alto luego de septiembre de 2018, cuando estuvo a seis centavos de tocar los $42.

Pese a que el Banco Central ubicó la tasa de leliqs en un promedio de 51,862%  para colocar $223.174, el dólar estadounidense perforó este jueves el techo de $41,94 al que había llegado en septiembre de 2018 y llegó a $43,50 para la venta en el Banco Nación. Significó un incremento de $1,75 en sólo un día, pero para el gobierno “no hay causas de preocupación”, según el ministro de Producción Dante Sica.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), el incremento fue del 4,3% y llegó a $42,50 y tomó distancia del piso de la banda de flotación, establecida por el Banco Central entre $38,79 y $ 50,19.

Más allá del abrupto salto de la divisa, para el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica “no hay causas de preocupación”. Además, señaló que la economía “empieza a equilibrarse” y que “vamos a empezar a ver una recuperación”.

«Tenemos una política cambiaria que está definida con el margen de intervención que tiene el Banco Central, así que desde ese punto de vista no estamos viendo inconvenientes”, agregó Sica después de que finalizó la reunión de gabinete en la Casa Rosada. Su exceso de confianza no se tradujo en el horario de cierre de los mercados, cuando el dólar cortó su tendencia alcista en $43,50, el valor máximo en la gestión de Cambiemos.

Por otro lado, el funcionario se refirió a la inflación y no deslizó un argumento tranquilizador, ya que marzo tendrá números “por encima de los que estábamos esperando producto”, producto del “impacto de las tarifas”.