Desde este jueves, cualquier ahorrista podrá establecer un plazo fijo sin importar si es o no cliente de la entidad financiera en cuestión.

En busca de achicar la circulación de pesos, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) habilitó desde este 2 de mayo a los usuarios del sistema financiero a colocar plazos fijos en cualquier entidad bancaria con un límite de $250.000 si se realiza de forma online y de $125.000 si es mediante cajero automático.

La medida del BCRA había sido anunciada en los primeros días de abril y hoy se hizo efectiva mediante la Comunicación A6667, que sostiene que cualquier usuario podrá realizar un plazo fijo en pesos en la entidad que mejor tasa ofrezca.

Según la disposición, los depósitos serán intransferibles y, una vez finalizados los días escogidos para el plazo fijo, el capital y los intereses se reintegrarán en la cuenta de origen.

“La operación se iniciará en los bancos que ofrezcan tasas para no clientes y finalizará en el home banking del banco donde el usuario tenga su cuenta”, señaló el BCRA sobre los depósitos de hasta $250.000 que se podrán establecer vía online. En tanto, si la operación se realiza vía cajero automático el límite es de $125.000.

En esa línea, la casa madre financiera argumentó que estas colocaciones “no implicarán costo para los usuarios”, ya que “tampoco tendrán requisitos de papeleo ni otros trámites engorrosos”.

Hasta ayer, los límites para el establecimiento de plazos fijos era de $100.000 mediante las plataformas online de los bancos y de $50.000 si era operado en un cajero automático.