Luego del beneficio anunciado por María Eugenia Vidal para los tomadores de créditos UVA, el Bapro aprobó la medida pero desde la bancaria sostienen que esto “pone en jaque el futuro del banco”.

17.500 personas serían las beneficiadas por la nueva medida anunciada por la gobernadora este miércoles. Se trata de una resolución que contiene el tope del 33% a las cuotas sobre la afectación del salario neto de los créditos hipotecarios UVA; además de la suspensión de las ejecuciones hipotecarias.

“Queremos que esas 17500 familias que hoy hacen un enorme esfuerzo, tengan un tope en la cuota y va a ser el 30% de su salario. Si la que tiene que pagar es superior, de la diferencia se va a hacer cargo el Banco Provincia. Desde el mes el abril hasta diciembre de 2019”, fue el anuncio de Vidal que hoy se hizo efectivo.

También podés ver: “Hipotecados UVA reprocharon las medidas de alivio: ‘Necesitamos una ley’”

De esta manera, sobre el total de los deudores UVA, un 32% del total de los tomadores de créditos del Banco Provincia podrán acceder al beneficio. Según las estimaciones, el costo adicional para el Bapro será de unos $160 millones.

Si unos $20 millones por mes por unos ocho meses nos deja en unos $160 millones, que para el banco es algo que no mueve la aguja. El 80% de los 17.500 deudores hipotecarios que tenemos son jubilados o empleados estatales que cobran sus haberes en el banco. Entendemos que ahora la cuota puede ser mayor que el 30% de los ingresos por la elevada inflación y también el mes próximo, pero en la medida en que se vayan firmando las paritarias y los ingresos aumenten, el monto a absorber por parte del banco va a ir bajando”, sostuvo Federico Bach, Secretario General de La Bancaria Bapro.

De esta manera, agregó “el impacto de la absorción de los UVA es tremendo”, y es que “las medidas definitivamente ponen en jaque al futuro del banco”.

Y es que según el secretario general, el banco aún no terminó de devolver los reintegros del programa de descuento para los veraneantes de la costa bonaerense. “Llama la atención que los que se dicen defensores de la banca pública razonen como si fueran un banco privado”.

Otro problema deviene en que el alivio de estas 17.500 personas no son sobre el total de los 34 mil deudores. Un día después del anuncio, los hipotecados UVA agrupados se presentaron en la cámara de senadores para exigir una ley que contemple al total de los bonaerenses en esta situación.