La gobernadora María Eugenia Vidal define un paquete de medidas de «contención» que podría incluir un aumento de partidas sociales, suba de jubilación mínima y una atenuación del impacto de la devaluación para los deudores UVA.

Este no es un dato menor, dado que la iniciativa llegó tras la “paliza” electoral que recibió en las PASO y, la posterior  devaluación del peso. Situación que dejó a los comercios sin precios de referencia.

En ese escenario, el gobierno nacional anunció su propio paquete de contención, que servirá de marco al de Vidal, quien todavía no oficializó el anuncio.

Aunque el paquete no está completamente definido,  trascendió que habrá medidas para la emergencia alimentaria, pero a la vez al consumo, sobre todo de los estratos medios.

En el primer punto se anotan subas de partidas sociales y jubilaciones mínimas, como la que ya aplicó el año pasado, ante la anterior devaluación.

En paralelo, se evalúa dotar al paquete de algunas medidas que apuntan a la clase media, entre las que se barajan algunas destinadas a morigerar el impacto de la predecible suba de las cuotas de los créditos UVA, beneficios para las PyME y la intervención del Banco Provincia para sostener planes de compras con cuotas sin interés.