Será el 16 y 17 de mayo con movilización y marcha de antorchas en el Congreso de la Nación.

La CONADU Histórica, gremio que nuclea a docentes universitarios, confirmó un paro nacional de 48 horas para el próximo jueves 16 y 17 de mayo, con convocatoria a movilización en el Congreso por la propuesta salarial que realizó el Gobierno nacional y que consideran insuficiente.

El plenario de secretarios generales que realizó el gremio resolvió el paro ante “la falta de respuestas y maniobras dilatorias”, respecto de un aumento salarial para los trabajadores de la educación universitaria.

La decisión del gremio se dio tras 41 días de que se dio el último encuentro paritario, que planteó un aumento salarial del 20% correspondiente a lo perdido en 2018 por inflación; incorporación al sueldo básico de todas las sumas fijas y en negro; y aumento del 35% con cláusula gatillo correspondiente al 2019. Además, solicitan la vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo y aumento presupuestario para las universidades públicas.

“Hoy la pérdida de los salarios con respecto a la inflación supera el 16%, las sumas en negros que alcanzan el 40% del incremento otorgado en 2018 desfinancian las obras sociales, el sistema jubilatorio y destrozan la escala salarial. Esto es conocido y comprobable, sobre esto no hubo ninguna respuesta del gobierno”, señalaron desde el gremio.

En rigor, su secretario general Luis Tiscornia le dijo a El Intransigente que al paro se sumarán becarios y trabajadores del Conicet, Inti, Inta, de la Secretaría de Ciencia y Técnica, Conea y todo el sistema científico y tecnológico. “Vamos a adherir o coincidir juntos en esta movilización, porque el eje de la movilizaciones es el rechazo a la política de ajuste del gobierno y el fondo monetario y en defensa de la universidad pública y el sistema de ciencia y tecnología”, agregó.