El Frente de Unidad Docente bonaerense destacó que, en los 135 municipios del territorio, la medida de fuerza tuvo un acatamiento de entre el 87% y el 90%.

María Eugenia Vidal inauguró el ciclo lectivo en un acto político-escolar en una escuela de Tres de Febrero y se jactó de que “empezaron las clases”, pero los gremios docentes aseguran que el paro en la provincia de Buenos Aires tuvo una adhesión de entre el 87% y el 90%. Para confrontar, el grueso de los representantes bonaerenses de Cambiemos se mostraron en sus redes sociales en escuelas de distintos puntos de la provincia.

Bien temprano, una gran cantidad de docentes se manifestó en Plaza de Mayo, y pidió por las mismas consignas que las del año pasado y que se hicieron eco en la reapertura de negociación salarial de hace un par de semanas: “escuelas seguras” y “salarios dignos”, a lo que le sumaron “paritaria nacional docente”, en consonancia con el paro nacional de CTERA.

En esa línea, la titular de la Central Nacional, Sonia Alesso, indicó que el paro es muy alto “a pesar de las presiones que el gobierno ejerció, de muchos dichos de funcionarios y de los descuentos de días de huelga, a pesar de que es un derecho constitucional”.

Una imagen diametralmente opuesta buscó dar todo el arco oficialista, con el centro puesto en el acto que encabezó la gobernadora María Eugenia Vidal. En la Escuela Nº 37 “José Hernández”, de Villa Bosch, se mostró junto al ministro de educación nacional Alejandro Finocchiaro; el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny y el jefe comunal de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

En su discurso, la mandataria agradeció a “todos los docentes por el trabajo de hoy recibiendo a los chicos y el que van a hacer todo el año enseñándoles”. “Al final del día, chicos, lo que aprendan es lo único que nadie les va a poder quitar. Lo que uno aprende es lo que uno se lleva para siempre», disparó la gobernadora y lo difundió en sus redes con el hashtag “#EmpezaronLasClases”