El juez federal, Norberto Oyarbide, dictó prisión preventiva al contador Alejandro Gotkin y a los hermanos  Sergio y Pablo Schoklender, en la causa por desvío de fondos del programa Sueños Compartidos en la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Según confirmaron fuentes judiciales, Sergio Schoklender y el contador ya fueron apresados, mientras que Pablo se presentará en el juzgado.

Por su parte, Alejandra Bonafini fue beneficiada con una falta de mérito, luego de haber sido imputada en la causa por la compra de un departamento, en una operación que se sospechó como parte de un desvío de fondos del programa para la construcción de viviendas sociales, pero Oyarbide determinó que no hay elementos suficientes para procesarla o sobreseerla definitivamente.