Tras la escalada del dólar y la especulación de los precios el el Día del Niño tuvo «poco movimiento comercial», según señalaron desde la Federación de Cámaras y Centros Comerciales Zonales de la República Argentina (Fedecámaras).

En ese sentido, el titular de la entidad, Rubén Manusovich comentó que «fue muy poco el movimiento comercial por la incertidumbre económica», al tiempo que detalló que «como muchos juguetes son importados, el comerciante minorista, que ya no tiene margen para absorber las subas mayoristas, debe aumentar los precios lo que resintió las ventas».

Desde la entidad, señalaron que el precio promedio de cada regalo fue de $ 1.000 y que, si bien hubo ventas, la «gente optó los artículos más económicos».

En ese sentido, indicaron que los rubros favoritos fueron jugueterías, indumentaria deportiva, calzado, electrónica, rodados, tiempo libre y camping, pero se ha vendido muy poco».

Motivo por el cual, precisaron que «el alivio del regreso de los planes Ahora 12 y Ahora 18, fue efímero y las cuotas tienen intereses estimamos una caída del 10% con respeto al año anterior».

Tras analizar dicha situación, Manusovich reveló que habían «advertido una recuperación del mercado interno, pero retrocedimos». «Aunque la gente no dejó a los pibes sin regalos, hay un componente emocional muy marcado y mal humor social, y esto se notó en los negocios».

Para concluir, sostuvo que tampoco «hubo un gran movimiento gastronómico» y que el a festividad «se celebró en locales de comidas rápidas y heladerías».