Los ex trabajadores de la tradicional confitería de Mar del Plata mantuvieron un encuentro para buscar una salida a las 60 personas que se quedaron sin trabajo.

Luego de meses del conflicto gremial que sacude a los 60 ex trabajadores de la Boston, este lunes se reunieron delegados sindicales, gremialistas y el intendente Carlos Arroyo para buscar una solución. Desde el Municipio ofrecieron distintas alternativas en conjunto con sindicatos y trabajadores.

El jefe comunal se solidarizó con los empleados que perdieron su fuente laboral y aseguró que buscarán juntos una salida laboral. Alejandra Blanco Sánchez, referente de los trabajadores, le contó a este medio que desde el Ejecutivo municipal ofrecieron “materia prima y gente que nos otorgue préstamos para poder comprar insumos”.

También podés ver: «Despidos en la Boston: ahora son 60 y estiman que llegarán a 80»

Además, están buscando que la próxima semana puedan vender medialunas y borrachitos –las especialidades de la confitería- en la fiesta de colectividades que tendrá lugar en Mar del Plata.

“Antes tenemos que hacer un listado de las personas y una fórmula de trabajo para organizarnos y sacar esto adelante. Después de eso se va a evaluar si viene un empresario a hacerse cargo o si hacemos una cooperativa”, relató.

También podés ver: «Trabajadores de Confitería Boston fueron echados y ahora denunciados penalmente por sus ex jefes

Sánchez Blanco puso énfasis en remarcar a los responsables de que 60 personas se hayan quedado sin su fuente de ingresos, que llegarán a 80 después de las vacaciones: “siempre se habla de los hermanos Lotero, pero el austríaco Carl-Ludwig Schönfeldt, que tiene el 60% de las acciones también es responsable. Viene a Argentina a que sus hijos estudien en la UBA y él hace esto con los trabajadores”.