llorona

Alejandro Musso, Fiscal de San Fernando, habló en Radio La Plata (FM 90.9) luego de la investigación que llevó a cabo durante 5 meses donde encontró una banda de secuestradores virtuales que habían montado un call center en Villa Devoto y entrenaban a lloronas para realizar las estafas telefónicas.

En este sentido, expresó: “Tenían una organización bastante aceitada, donde había una dirección funcional de tareas bastante claras y delineadas para que haya llamadores, cobradores, lloronas, llorones; de modo que encuadra todo este mecanismo en la significación jurídica escogida para la detención de estas personas que es asociación ilícita”.

“Lo que se pudo verificar es que hay una división de tareas en las cuales había personas que llamaban de 1 a 5 de la madrugada a teléfonos fijos con el ardid de tener a una persona de la familia cautiva y lograban sacarle dinero, joyas que dejaban en el medio de la calle y ahí comenzaba a operar el segundo tramo donde los cobradores pasaban por el lugar”, aseguró el fiscal de la causa.

Asimismo, remarcó: “El dinero pudimos verificar que lo invertían en automóviles dados que a la mayoría de los miembros se le han incautado como mínimo 5 automóviles de alta gama a cada uno. Tenemos una asociación ilícita conformada por 8 personas, 6 de las cuales están detenidas, pero la investigación sigue y continua ramificándose por lo cual el número podría ampliarse significativamente”.

“Hay un estudio de campo a partir de la información de las redes sociales. Han llamado a distintas familias hasta que una víctima caía. La banda ha pecado y ha caído, en parte, por haber hecho alarde en las redes sociales de algunos datos personales que nos han servido como base para la investigación”, informó Musso en Radio La Plata (FM 90.9).

Por último, recomendó: “En secuestros donde realmente hay una persona cautiva los secuestradores no se quedan tranquilos con un primer llamado, de modo que si uno corta y no hay un segundo llamado, se trata de un secuestro virtual. El primer consejo podría ser cortar la llamada telefónica”.